lunes, 17 de julio de 2017

ENTORNO FAMILIAR



La familia debe ser tenida en cuenta al diseñar la terapia: "La persona que requiere nuestra atención, no está solo. Es importante que su entorno conozca bien qué ha sucedido y participe en la recuperación"


Un buen apoyo social actúa como elemento protector. Se ha comprobado que "las personas que nos visitan con escaso o nulo soporte de su entorno multiplican su riesgo"; por eso la familia debe recibir información: "Los familiares cercanos del infartado, ó persona que ha padecido una Muerte Súbita, también sufren una situación crítica. El paciente puede estar muy bien informado, pero si la familia está ausente o sobreprotege puede ser fuente de interferencias en la terapia".

Un ejemplo pernicioso de cómo los parientes pueden intervenir en la recuperación es la actitud de la familia sobreprotectora: "Es una forma de relación patógena tanto para el paciente como para el familiar".

PSICOCARDIOLOGÍA

La PSICOCARDIOLOGÍA, estudia y trata los factores psicológicos que promueven la aparición y el desarrollo de la enfermedad cardiovas...