viernes, 25 de enero de 2019

PSICOCARDIOLOGÍA



La PSICOCARDIOLOGÍA, estudia y trata los factores psicológicos que promueven la aparición y el desarrollo de la enfermedad cardiovascular, especialmente la cardiopatía isquémica.

El psicólogo especialista en esta materia ayuda al paciente a superar el impacto provocado por el evento cardíaco,nuestra especialidad y consulta que recibimos son de personas con Infarto de Miocardio (IAM), Muerte Súbita (MS), implantación de válvulas, inserción de Desfibrilador autoimplantable (DAI). 

Nuestro objetivo: Informar sobre la incidencia de estas patologías y modificar ciertos hábitos nocivos si los hubiere y facilitar información sobre la dolencia para reintegrarle con más facilidad a su vida social, y laboral. Considero que, al tratarse de una especialidad interdisciplinaria que reúne a psicólogos y cardiólogos, debe existir un tronco común de conocimientos por parte del psicólogo de esta especialidad con los eventos cardiovasculares y la trasferencia conductual.

“Los problemas de salud cardiovascular de la población están condicionados por factores de tipo psicológico y generan incapacidad de afrontamiento; además, afectan en la calidad de vida del paciente. Es importante conocer las variables psicológicas implicadas en la salud cardiovascular, así como las técnicas para cambiar actitudes y conductas para mejorar el impacto psicológico y mejorar la calidad de vida”. Dra. Redondo Gorostiza

“Es necesario tener formación de técnicas psicológicas de afrontamiento de las patologías cardiovasculares como la comunicación eficaz, relajación, actividad y ejercicio, técnicas cognitivas y apoyo social.” Dr. Domenech Clar.

En relación con la prevención de cardiopatías. Colaboro con entidades de previsión y colegios profesionales para la atención y prevención del - Distrés - Estrés "perjudicante o desagradable" (Seyle (1935), estrés negativo. Fuente de horas de insomnio, falta de concentración en el trabajo con problemas de mayor accidentabilidad. El estrés negativo, varios estudios lo relacionan con problemas de aumento de la presión sanguínea y arterioesclerosis, factores de riesgo de eventos cardiovasculares perniciosos para la salud. 
Cuando contamos con herramientas para diferenciar el estrés positivo del estrés negativo, podemos hacer una gran diferencia. Esto por cierto atañe a la productividad, la creatividad y la eficacia, el sentido de vida y de auto-realización, la salud y otras cosas igualmente importantes. El estrés positivo o eustrés es parte de la vida, está en la naturaleza, en nuestra biología, es la forma recurrente de crear satisfacción en medio de dificultades y limitaciones.

domingo, 4 de marzo de 2018

GRUPOS DE APOYO


Los grupos de apoyo permiten, por un lado, identificar hábitos nocivos de riesgo físico y psicológico, estilos de vida y conducta poco cardiosaludables. También le ayudan a identificar otros puntos de vista para ampliar los propios, permitiéndole asumir una auto- responsabilidad de cara al autocuidado personal, para modificar los hábitos de vida. La intervención no debe ser directiva por parte del profesional, las personas dentro del grupo pueden expresar sus emociones y conflictos de forma abierta y no dirigida. Se potencia la expresión de miedos, dudas, expectativas, etc., que pueden ser mutuamente influenciadas por los miembros del grupo (Alonso y Carcedo, 1999).

Por otro lado, en el caso de que los grupos se desarrollen con los familiares se propicia que estos tengan acceso a una información directa acerca de lo que emocionalmente les está ocurriendo a sus seres queridos, de tal forma que pueden desarrollar una conducta más adecuada con respecto a ellos (Adsset. 1968).

Creemos importante diseñar e implantar dichos grupos dentro del ámbito social para ajustar también la intervención al ámbito de la pareja, ya que dentro del entorno familiar es donde se pueden producir conductas de sobreprotección que limiten una vida “normalizada” debido a miedos, incertidumbre, ansiedad hacia la recaída, etc. 

lunes, 5 de febrero de 2018

INDICADORES DE TRASTORNO EMOCIONAL


Cambios en el carácter y el ánimo
  • La persona se siente triste, malhumorado, inseguro, dubitativo, etcétera.
  •  Esta impaciente, necesidad de urgencia en la adquisición de información referente a su enfermedad.
  •  Percibe su entorno cercano (familia, trabajo, médicos, etc.) como opuestos a sus intereses, lo que supone una amenaza para su autoestima y percepción de control de la situación. La persona se muestra irritable y se involucra en situaciones de estrés y riesgo personal (realizando esfuerzos poco recomendables o descuidando su salud).
  • Tiende a sentimiento de culpa e indefensión: "no debería hacer bebido tanto", "yo sabía que me iba a pasar por el tabaco", "tendría que haber acudido mucho antes al médico"

Cambio en las funciones corporales 

  • Duerme menos y más irregularmente que antes. 
  • Come mucho más o mucho menos que antes. 
  • Se queja más frecuentemente que antes de dolores concretos o de problemas corporales. 
  • Se siente más cansado que antes.
Cambio en las funciones cognitivas 

  • Problemas de concentración en tareas rutinarias como la lectura. 
  • Se olvida de las cosas más que antes.

PSICOCARDIOLOGÍA

La PSICOCARDIOLOGÍA, estudia y trata los factores psicológicos que promueven la aparición y el desarrollo de la enfermedad cardiovas...